20 octubre 2017

BIZCOCHO CON HARINA DE TRIGO SARRACENO Y SEMILLAS DE CHIA

Poco a poco voy introduciendo en mi dieta diferentes productos. Es el caso del bizcocho de hoy. He empleado harina de trigo sarraceno y semillas de chía. Ambas son de El Granero Integral. Empresa dedicada íntegramente a productos ecológicos que lleva trabajando en este mercado desde hace 35 años. En su web podéis encontrar numerosos productos y algo muy importante también como utilizarlos. A mí no me ha costado trabajo encontrarlos, ya que en herbolarios y tiendas ecologicas de mi ciudad he visto abundantes productos de esta marca.

Pero vamos a lo importante. ¿qué ventajas tienen estos dos ingredientes que he añadido a mi bizcocho?

Comienzo por la harina de trigo sarraceno: a pesar del nombre, no es un cereal. No contiene gluten y sus usos se asemejan al del trigo normal. Tiene alto contenido proteico y posee aminoácidos esenciales.

Las semillas de chía, principalmente, tienen un alto contenido en fibra y también de los ya famosos ácidos grasos omega 3.

Por tanto, el bizcocho que he hecho como veréis en los ingredientes es el típico de yogur, pero que he querido enriquecer con este tipo de harina, las semillas de chía y unos arándanos frescos.

En casa lo hemos tomado en el desayuno, junto con un vaso de leche con una cucharada sopera de cacao con quínoa, que por cierto nos ha encantado el sabor.

bizcocho arandanos chia espe saavedra

1 yogur natural, la medida del yogur de aceite de oliva, 2 veces la medida del yogur de azúcar, 3 veces la medida del yogur de harina de trigo sarraceno, 2 cucharaditas de levadura en polvo, 125 g de arándanos frescos y 2 cucharadas de semillas de chía.
--- Primeramente vaciamos el yogur en un vaso, para poder usar la medida. Vamos encendiendo el horno a 170º. Batimos muy bien el azúcar con los huevos. Añadimos el aceite y el yogur. Seguimos batiendo. A parte mezclamos la harina con la levadura y la incorporamos a la mezcla. Batimos.
Añadimos los arándanos y las semillas de chía, mezclamos con una espátula. Vertemos en un molde alargado, de tipo plum-cake, que previamente habremos untado con mantequilla o forrado con papel de horno.
Metemos al horno durante unos 50 minutos. Pinchar antes con una brocheta para ver si sale seca, que eso nos querrá decir que nuestro bizcocho ya está.
Sacamos, dejamos enfriar unos 20 minutos, desmoldamos y terminaremos enfriando sobre una rejilla.
Post patrocinado.

2 comentarios:

  1. tiene muy buena pinta¡¡¡¡.
    besos crisylaura

    ResponderEliminar
  2. Seguro que está buenísimo este bizcocho además de saludable. Besitos Espe

    ResponderEliminar

Sé que dejarme un comentario lleva su tiempo por eso los valoro tanto. Gracias por cocinar conmigo, si necesitas algo escribeme a espe180@hotmail.con.